• Posted by: Diariomibienestar

Danza elemental

Por: Johana Castillo

@JohaCastillo331

“El cuerpo es una herramienta para vivir esta experiencia humana, somos seres espirituales y el cuerpo es la herramienta que se llena de dolores porque no sabemos cómo manejar nuestras emociones, cómo las trabajamos y cómo transformamos”, expresó Christian Camilo Amaya, coach de vida y profesor de baile.

Las emociones se quedan aferradas a nuestro cuerpo y todos tenemos un mismo mapa emocional en él, “nuestro cuerpo se queda las emociones que día a día nos trae la vida, esas emociones no las soltamos fácilmente porque no escuchamos a nuestro cuerpo, no lo sentimos y se van acumulando. Con el tiempo vamos sintiendo que nos duele la rodilla, que nos duele el hombro, nos sentimos pesados, jorobados, sufrimos de migraña, del estómago”.

Lo interesante es que son emociones que se han quedado en nuestro cuerpo, que no se gestionaron para ser libres, “en el momento que llegamos a trabajar el cuerpo y a liberar todas esas emociones y cargas que tenemos arraigadas por experiencias de la vida, todo va mejorando y sientes un cuerpo sano y ya no tienes dolencias, ya no te duele el estómago, la migraña desaparece, fue natural, fue mágico porque solo te encargaste de tus emociones, te hiciste responsable”, afirmó Amaya.

El movimiento a parte de sanar, nos da felicidad y no importa la edad que puedas tener, ni raza, ni credo, “dale a tu cuerpo felicidad a través del baile. La aerorumba, los bailes populares, las clases te quitan el estrés y el cuerpo segrega serotonina a través del baile. Sin embargo, al tener el despertar de conciencia, tenemos momentos de meditación, de interiorización, tenemos el camino que te lleva a escucharte a ti mismo y no hay nada más, fue así como nació la danza elemental”.

Cuándo danzamos desde la conciencia y la razón no hay que pensar, no hay que razonar, “en las discotecas se baila y no se siente lo que se baila por qué estoy pensando en ¿cómo hago para conquistar esa muchacha?, ¿qué hago para conversar?, ¿qué le digo? y es la constante, perfecto no está mal, así nos han educado. Pero cuando danzamos bajo esa verdadera conciencia de interpretar las emociones que estamos sintiendo, pues al interpretar no hay ningún factor cognitivo. Al interpretar sólo estamos siendo orgánicos, cuando ya entra la conciencia personal va mejorando la química del cerebro y muchas partes de tu cuerpo se van activar y todo mejora a tu alrededor, todo se va activar a favor, danzar en todo momento y cuando se está feliz te libera”.

Cuando se inician procesos de sanación al bienestar personal es necesario tener conciencia de los beneficios que vamos a tener, “hay diferentes métodos de sanación por medio del cuerpo, este es un proceso funcionando al servicio del ser, al trabajo de la luz, pero la única diferencia es danzar pero con misma intención, las herramientas están ahí puestas solamente, yo las agrupe de diferente manera, hay muchas formas de utilizar los cuatro elementos y la danza elemental es una forma de interpretación”, explicó.

Los cuatro elementos son: Agua, Fuego, Tierra, Aire y Éter (espíritu), “cuando hablamos del elemento tierra relacionamos todo con la raíz también estamos hablando que encierran dentro del cuerpo nuestros núcleos energéticos llamados también chakras que están involucrados y se relacionan con los elementales, la tierra nos da la fuerza para estar, para crear. Estamos alineados con su estado de presencia con el ser humano con los huesos”.

El elemento agua está presente siempre en la sangre, “científicamente el 80% agua,  y cuando estamos hablando de agua elemental, se relaciona directamente con nuestro chakra sexual donde están todas las emociones de nuestro cuerpo”.

El elemento fuego está relacionado con esa chispa, esa fuerza divina. “Esa lucecita que debemos encender para hacer las cosas con esencia, al prender esa chispa encendemos nuestro corazón y tenemos esa fuerza suficiente para creernos merecer para saber lo que somos. Para entender nuestras herramientas, conocer nuestra misión, para saber usarlas para vivir con lo que viene. Cuando encendemos ese juego en nuestro interior no hay quien nos pare y se relaciona con el tercer chakra manipura”.

El aire se encuentra es lo más sutil, lo divino, la belleza de la sabiduría llega el silencio “llega la meditación con el chakra garganta, es así donde sale el artista entonces sale lo bonito del artista, es mucho más hedonista. Ahí están presentes los cuatro elementos y si hablamos de un quinto, ya es la conexión con lo divino, simplemente integramos como presentes en todo el mundo”

Author: Diariomibienestar

Deja un comentario